El Senado de la República aprobó la expedición de la Ley de Protección del Espacio Aéreo Mexicano , con la alerta opositora de que se dio otro paso más hacia la militarización en México y de forma exprés, pese a lo especializado del tema. La nueva legislación fue aprobada en poco más de dos horas y con 62 votos a favor y 43 en contra y se remitió al Poder Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación y su entrada en vigor.

Con la nueva legislación, según Morena, se atenderán problemas que se suscitaron en anteriores administraciones, en que se permitió el libre trasiego de mercancías ilícitas , la operación de aviones sin matrícula, la utilización de unidades chatarra, con riesgo para los usuarios del transporte aéreo y para la seguridad y la soberanía nacional. En cambio para Acción Nacional (PAN), el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, debió de propiciarse discusión con los especialistas por tratarse de un asunto técnico. Con la decisión, advirtió el senador Emilio Álvarez Icaza, del Grupo Plural, “se pone una pieza más a este tablero autoritario, hoy se quiere dar un paso más hacia la militarización y el militarismo de México, se dan más facultades a las Fuerzas Armadas y se le quitan las mismas a las autoridades civiles. “Hoy, con pena hay que decirlo, las Fuerzas Armadas cogobiernan con López Obrador”, acusó en el debate. El legislador recriminó a Morena que se de otra tarea civil a mandos militares. “En el momento que Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto hicieron lo mismo, ustedes se opusieron. Los indicadores de popularidad de las Fuerzas Armadas hoy son los mismos que entonces y se opusieron, porque creían que había que defender libertades y derechos”, recordó. “La intervención militar en asuntos civiles, particularmente los relacionados con la aviación civil, en lo nacional y en los temas internacionales, deben ser excepcionales y así deben mantenerse”, planteó por Movimiento Ciudadano, Marco Antonio Gama Basarte. Criticó que aprobar uno de los dictámenes con mayor complejidad técnica que se hayan discutido en el Senado “en apenas 30 minutos, como fue la reunión de la Comisión, y sin modificar una sola coma del que nos fue remitido por la colegisladora, es simple y sencillamente la descompuesta urgencia de los legisladores del oficialismo de congraciarse con el primer morenista de la nación”. La intención -alertó el emecista- es disminuir la competencia de la oficina de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), y ampliar la injerencia de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Secretaría de Marina (Semar) en el control del espacio aéreo nacional, “sin considerar la normatividad internacional a la que ya está sujeto”.

Pero los senadores de Morena José Narro y Eli Cervantes Rojas aseguraron que hoy se dan prácticas como la expedición de matrículas falsas, licencias de pilotos vencidas, tripulaciones y pasajeros con datos erróneos, aeronaves con matrícula sobrepuestas y uso de aeronaves de desecho. Por eso se busca crear dos instancias que protegerán la soberanía “y evitarán las operaciones aéreas ilícitas” el Sistema de Vigilancia y Protección del Espacio Aéreo Mexicano y el Centro Nacional de Vigilancia y Protección del Espacio Aéreo. Pero la senadora Claudia Edith Anaya Mota, del PRI, advirtió que aunque se anuncie que se combatirán esas prácticas la aprobación de la nueva ley se duplicará con las ya reguladas en la Ley de Aviación Civil y asignadas a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Estas son, por ejemplo, en materia de otorgamiento de licencias, supervisión de aeródromos, construcción y autorización de pistas .

]]>