Britney Spears y su esposo Sam Asghari planeaban tener una cita perfecta y pasarla bien cuando llegaron al restaurante Joey en Woodland Hills, pero desde el primer momento se vislumbró que no sería una buena velada para la pareja, y en efecto, todo terminó mal para la cantante y su esposo que se molestó y se fue antes que la cantante, su esposa.

El viernes por la noche la pareja de recién casados llegó al restaurante que se encontraba completamente lleno, así que fueron identificados de inmediato, y según reporta TMZ, la gente sacó sus celulares y comenzaron a fotografiar a Britney, cosa que irritó mucho a la intérprete de «Toxic».

El tenso momento provocó que Spears comenzara a enojarse y a hablar sin sentido, los ahí presentes aseguran a TMZ que la artista de 45 años tuvo una actitud «maníaca…

Más información — Britney Spears protagoniza episodio maníaco en restaurante»

Patrocinadores Oficiales de la RevistaIMX