Stephen Curry y Klay Thompson han dominado a sus rivales por medios de triples abiertos y tiros impecables.

Pero, en el capítulo final de una rigurosa temporada, los campeones defensores de la NBA no contaron con esos grandes tiros cuando los necesitaban.

Curry y Thompson firmaron apenas 6 de 26 intentos de tres en la derrota el viernes por 122-101 ante los Lakers de Los Ángeles en el juego 6 de la segunda ronda.

Los Lakers avanzaron a las finales de la Conferencia Oeste, mientras que los Warriors quedaron eliminados en la postemporada en mayo por primera vez desde el 2014.

Patrocinadores Oficiales de la RevistaIMX

Es también la primera vez desde que el trío de Curry, Thompson y Draymond Green no avanza a las Finales de la NBA cuando los tres están saludables.

“Quedamos cortos, lo cual es raro”, admitió Green. “Al final del día ellos (Curry y Thompson) fallaron algunos tiros. Son humanos”.

Los Warriors terminaron con 13 de 48 triples. El entrenador Steve Kerr aseguró que aunque su equipo recibió algunos tiros abiertos al inicio no pudieron convertir esos tiros.

“Estábamos apresurados. Pensé que forzamos las cosas en el primer periodo y fallamos varios tiros abiertos que nos podrían haber puesto en un mejor ritmo”, dijo Kerr. “Les doy el crédito a los Lakers. Dennis Schröder de titular nos presionó y nos complicó pasar el balón”.

Pero Kerr indicó que la serie se decidió en el juego 1 y 4, que los Warriors perdieron. En la derrota por 104-101 del juego 4, Curry y Thompson atinaron sólo 6 de 23 intentos de tres.

Los Lakers llegaron determinados a no permitirle anotar a Curry y lo atosigaron con la defensa. Golden State tampoco tuvo respuesta a Anthony Davis y LeBron James, quienes dominaron en la pintura.

Curry y Thompson anotaron 16 de 33 triples en las dos victorias de los Warriors, pero sólo 31 de 97 en las cuatro derrotas.

Los Warriors perdieron los dos primeros encuentros de la serie de primera ronda ante los Kings, pero avanzaron en siete partidos. Esto significó que Golden State no tuvo descanso antes de enfrentar a los Lakers y se quedaron sin combustible al final.

“El equipo posiblemente estaba al máximo”, confirmó Kerr. “Estuvimos fuera de los playoffs casi todo el año. Ganar una épica primera ronda y darle pelea a los Lakers en esta serie nos deja entre los mejores ocho equipos de la liga. Es posiblemente dónde debemos estar”.

“No es un equipo de campeonato. Si lo fuera, hubiéramos avanzado”.