El avión presidencial no solo cambió de dueño y país, también de imagen. El Boeing 787-8, vendido por el gobierno de México en 1,600 millones de pesos, luce nuevas placas, nueva bandera y nueva leyenda. A las 03:20 horas de este lunes, el avión salió de California, Estados Unidos, hacia el Aeropuerto Internacional de Dusambé, en Tayikistán.

La aeronave se encontraba en Estados Unidos debido a que en ese país fue sometido a un proceso de pintado y rotulado. La empresa Nomadic OMD fue la encargada del traslado de la aeronave, que se da a dos semanas de que dejara México. Parte de los cambios que se realizaron al avión fueron al exterior. Las bandera de México y líneas horizontales fueron borradas.

En uno de los costados del avión se lee: Tajikistan en letras mayúsculas. También se rotuló el escudo de ese país gobernado por Emomalí Sharípovich Rahmón. Cerca de la cabina de pilotos también fue rotulada la bandera del Tayikistán. La parte trasera del avión fue pintada con los colores de esa nación y se colocó una corona rodeada de siete estrellas de cinco puntas.

]]>