Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, prefiere la palabra «segundo» que «subcampeón», cuando habla del desafío que le aguarda al conjunto rojiblanco en las últimas cinco jornadas de LaLiga Santander, en alerta ya ante el compromiso de este domingo contra el Elche, ya descendido, en el estadio Martínez Valero.

«Subcampeón, no; segundo. Subcampeón es subterráneo. Por abajo. Segundo es segundo. No miramos más allá del partido con el Elche. Creo que el objetivo nuestro está más que claro. No hace falta decir lo que pensamos y sentimos. Siempre buscamos llegar lo más arriba, lo más alto posible, y no vamos a cambiar», explicó en la rueda de prensa posterior al entrenamiento matutino en Majadahonda.

«Nos vamos a enfrentar a un equipo que, desde la llegada de Beccacece, ha mejorado sobre todo el ritmo de juego en campo rival. Tiene buenos rompimientos de segunda línea, tiene una cantidad de centros en la parte ofensiva y han intentado, por lo que se ve, tener un gran trabajo colectivo en la parte defensiva», advirtió de su adversario de este domingo.

«No hay jugadores que se quedan descolgados cuando uno ve un equipo que desciende y por ahí te encuentras jugadores que no repliegan cuando pierden la pelota. Todo lo contrario. Es un equipo que juega compacto, ofreciendo una cara buena cuando tiene la pelota e intentando replegar en grupo cuando le toca defender. No miramos otra cosa que el partido de mañana», insistió el técnico, con nueve victorias en las últimas diez jornadas y con una única derrota en las diecisiete citas más recientes en este torneo.

Patrocinadores Oficiales de la RevistaIMX

El hecho de jugar contra un equipo ya descendido «no» cambia «absolutamente nada» en el proceso de preparación de su conjunto ni en las rutinas para ese encuentro, según contestó Simeone: «Lo que veo del rival obviamente lo comentamos con los chicos. Hemos visto situaciones ofensivas y defensivas del rival y las trabajamos la semana de la misma manera».

«Sabemos claramente que es un buena oportunidad también para el Elche de hacer un buen partido. Y es lógico. Nos pasaría a cualquiera que estemos en su lugar y dependerá de cómo juguemos también nosotros el partido», abundó el entrenador, cuya clasificación por undécima temporada consecutiva para la Liga de Campeones podría cerrarse esta jornada.

En Elche, Simeone presentará el mismo once de las últimas tres jornadas, con Ivo Grbic, en la portería; Nahuel Molina, Axel Witsel, José María Giménez, Mario Hermoso y Yannick Carrasco, en la defensa; Rodrigo de Paul, Koke Resurrección y Thomas Lemar, en el centro del campo; y Antoine Griezmann y Álvaro Morata, en la delantera. Es la misma alineación que ganó por 3-1 al Mallorca, por 2-5 al Valladolid y por 5-1 al Cádiz.

«Las cosas se dan naturalmente. No es de ahora, sino que, desde que hemos llegado al club, hemos buscado siempre lo que mejor nos generaba posibilidades para ganar el partido que tenemos por delante. Y, en consecuencia, nos hemos comportado; a veces manteniendo formaciones y a veces cambiando alguna situación que veíamos o vemos que le puede hacer bien al equipo para el partido. No hemos variado mucho en este comportamiento y ahora sí el equipo está teniendo una línea regular. Eso es lo más difícil en el juego», dijo. EFE