Emomali Rahmon, presidente de Tayikistán, viajó por primera a vez a bordo del avión que le compró al Gobierno de México. El mandatario llevó a cabo una visita oficial a la República Popular China para reunirse con su homólogo Xi Jinping.

«El presidente Emomali Rahmon recibió una calurosa bienvenida por representantes de alto rango del Gobierno en el país vecino de China, en el Aeropuerto Internacional de Beijing, que contó con ornamentación festiva para recibir al invitado», informó el Gobierno de Tayikistán. El avión presidencial no solo cambió de dueño y país, también de imagen. El Boeing 787-8, vendido por el gobierno de México en 1,600 millones de pesos, luce nuevas placas, nueva bandera y nueva leyenda. A las 03:20 horas del lunes, el avión salió de California, Estados Unidos, hacia el Aeropuerto Internacional de Dusambé, en Tayikistán. La aeronave se encontraba en Estados Unidos debido a que en ese país fue sometido a un proceso de pintado y rotulado. La empresa Nomadic OMD fue la encargada del traslado de la aeronave, que se da a dos semanas de que dejara México. Parte de los cambios que se realizaron al avión fueron al exterior. Las bandera de México y líneas horizontales fueron borradas. En abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que su Gobierno firmó un contrato para la venta del avión por 1,658 millones 684,400 pesos. La venta del avión presidencial fue un compromiso que hizo López Obrador desde su campaña presidencial. Para lograrlo ofreció venderlo, rentarlo y hasta organizó una rifa (en la que nunca se rifó la aeronave), sin embargo, tardó más de cuatro años para que la compra se concretara. -Con información de Lidia Arista.

]]>