La tarde de este jueves 11 de mayo, una jueza emitió una sentencia histórica en México y América Latina al ser la primera que castiga la agresión con ácido en tentativa de feminicidio, en contra de Efrén García Ramírez, quien hace nueve años atacó con ácido a su expareja Carmen Sánchez, en el Estado de México. Así, tras una larga lucha de la activista feminista Carmen Sánchez, Efrén García fue sentenciado a 46 años 8 meses de prisión 46 años y 8 meses de prisión.

Además de la pena de cárcel, el agresor tendrá que pagar una multa de 212.5 pesos y 3.98 millones de pesos como reparación del daño material. El agresor de Sánchez, quien es su expareja y padre de sus hijos, estaba en prisión preventiva desde mayo de 2021, cuando fue detenido en Nuevo León después de siete años prófugo de la justicia. Carmen Sánchez, activista y defensora de los derechos de la mujer y presidenta de su propia fundación Carmen Sánchez, fue víctima y sobreviviente de un ataque con ácido que la dejó ocho meses en el hospital en 2014. Su pesadilla comenzó en 2001, cuanto ella tenía 18 años y su hermana trabajaba en un restaurante en el que en ocasiones ella le ayudaba. En ese entonces conoció al que fue su amor y quien, al paso de los años, se convirtió en su agresor.

Carmen Sánchez reconoció la sentencia como un pedazo de justicia al Estado Mexicano y un logro no solo personal sino también Carolina Hernández, su asesora jurídica, de sus dos hijas, de su familia, de su red de apoyo y de todas las activistas, defensoras de derechos humanos, colectivas feministas y medios de comunicación que le acompañaron, así como de todas las mujeres que han sobrevivido a la violencia química y que «con valentía y amor han levantado la voz por mi, por ellas y por todas». En México, en los últimos 20 años, al menos unas 30 mujeres han sido atacadas con ácido, de acuerdo con un registro de la Fundación Carmen Sánchez, nombre de una víctima atacada en 2014.

]]>