La advertencia de consecuencias más severas a quienes crucen Estados Unidos de manera irregular ha impactado en el flujo migratorio de la frontera norte y sur de México. Hasta el último minuto del 11 de mayo, decenas de migrantes abarrotaban ciudades fronterizas intentando ingresar a territorio estadounidense; sin embargo, 96 horas después, esas postales no se han repetido, el flujo ha disminuido. Poco después de tres años de la pandemia de covid-19, Estados Unidos puso fin a su polémico Título 42, que fue confeccionado como una medida sanitaria para que de forma exprés ese país deportara a migrantes a México.

Durante los 38 meses que estuvo vigente la medida, casi 3 millones de migrantes fueron expulsados de Estados Unidos. De ellos, 6 de cada 10 eran originarios de México.

Las consecuencias del Título 8 Días antes de poner fin a esa medida y aclarar que la frontera no estaría abierta, funcionarios de Estados Unidos también difundieron que las secuelas para quienes ingresaran de manera irregular serían mayores. Al dejar de aplicarse el Título 42, los migrantes que busquen asilo a Estados Unidos tienen como opción gestionar el refugio a través de la aplicación móvil CBP One. Mediante su celular o una computadora, los migrantes pueden gestionar una cita para presentarse ante los puertos de entrada a Estados Unidos en busca de asilo. De no hacerlo y arriesgarse a intentar ingresar a Estados Unidos, los migrantes se enfrentarán al Título 8. “Una persona que es expulsada está sujeta a una prohibición de admisión a Estados Unidos de al menos cinco años y puede enfrentar un proceso penal por cualquier intento posterior de cruzar la frontera ilegalmente. Las personas con órdenes finales de remoción serán removidas”, informó el Departamento de Seguridad de Estados Unidos sobre el Título 8. Al no querer enfrentar un proceso legal o ser vetados por hasta cinco años, los migrantes dejaron de ingresar por la frontera norte, por lo menos durante la luz del día. Si bien aún es pronto para tener las cifras, el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, informó que hay una caída del 50%. «Las cifras que hemos experimentado en los dos últimos días son notablemente inferiores a las que había antes del fin del Título 42», dijo el funcionario estadounidense en el programa «State of the Union» de CNN. De acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense (DHS, en inglés), los cruces irregulares en la frontera se han reducido cerca de un 50 %. Antes de que finalizara el Título 42 se registraban 10,000 diarios, mientras que en los últimos tres días se han reportado 5,000. «Hemos capturado y repatriado a miles de no ciudadanos, tanto personas solas como familias, a más de 10 países, como Colombia, Honduras y Perú», explicó el subsecretario de Política Fronteriza e Inmigración, Blas Núñez-Neto.

En México también hay bajas y refuerzo en fronteras Horas después de que el Título 42 finalizó, el gobierno de México reportó una disminución en el flujo de migrantes. El viernes pasado el canciller Marcelo Ebrard informó que, de acuerdo con datos de la Secretaría de la Defensa Nacional, hubo una baja tras las primeras horas de haber finalizado el Título 42. “Hay descenso en los flujos observados en los últimos días, descenso al día de hoy, tan sólo en Tamaulipas de más de 1,800 personas. Si lo comparamos con el día de ayer hay un descenso”, comentó. Ante posibles aumentos,
México tomó medidas como incrementar el número de elementos de seguridad en sus fronteras. –¿Habrá un reforzamiento en la frontera?, se le preguntó al presidente el jueves pasado. –Sí, pero llevan instrucción de no utilizar la fuerza. –¿Cuántos elementos estarían, presidente? –No tengo idea, pero sí decidimos que se esté pendiente para evitar provocaciones. Porque eso sí le dije al presidente Biden, que hay políticos en su país, interesados, pero políticos es decir mucho, ¿no?, es tratarlos muy bien, son politiqueros; le dije textualmente: políticos oportunistas, que quisieran que se produjera un conflicto en la frontera, lo he estado observando; como se dice en el béisbol, los he estado fildeando, dijo López Obrador. En el país hay desplegados 168,007 elementos de la Guardia Nacional y de las Fuerzas Armadas. 25,845 están asignados al plan de migración en la frontera norte y sur. El canciller Ebrard ha asegurado que México no tiene capacidad para recibir a más de 1,000 migrantes por día.

]]>