Nos reencontramos casi un mes después. Se terminó el mundial y el fútbol nunca se detuvo. Coincidencias, tal vez, la principal noticia del pasado fin de semana salió de Oriente Medio. Sí, esa región del planeta que ha llamado mucho la atención seduciendo con su músculo económico a dirigentes de todas partes, quienes no se resisten al encanto de sus petrodólares. En esta ocasión, en Riad, capital de Arabia Saudita, se jugó desde la semana pasada una nueva edición de la Supercopa de España, y mañana miércoles el Milan e Inter jugarán la final de la Supercopa de Italia.

El Barcelona derrotó al Real Madrid en la final del domingo y se proclamó campeón de la Supercopa. En un partido donde fue muy superior a los merengues en resultado y en juego. Me gustó mucho ver a Gavi suelto, adueñándose del centro del campo y del juego de su equipo; de sus botas salieron un gol y las asistencias de las anotaciones de Lewandowski y de Pedri. Hay que destacar también que Alejandro Balde jugó los noventa minutos, con una buena actuación por toda su banda izquierda. Para el club azulgrana fue el primer título en el ciclo de Xavi como entrenador y el primero de la etapa post Messi.

Si usted es fanático del Real Madrid seguro debe estar preocupado por el rendimiento del equipo. Desde la derrota en Vallecas ante el Rayo, previo a la pausa de la Copa del Mundo, se nota un equipo diferente, al que le cuesta encontrarse en todas sus líneas, con jugadores que evidentemente han bajado mucho su nivel. Esta merma en su juego le ha costado el liderato de la Liga, la final de ayer, y deja también muchas dudas para lo que resta de temporada.

Aunque más adelante tendremos la oportunidad para dedicarnos con especial atención al fútbol dominicano, vale precisar que 2023 será un año importante, sobre todo para nuestras selecciones de menores. La sub-20 jugará el mundial de la categoría en Indonesia, la gran base de este equipo lo hará también en los Panamericanos en Chile y en los Centroamericanos de El Salvador, algo sin precedentes. La LDF se prepara para arrancar su novena temporada consecutiva y sin interrupciones. Sin embargo, después de un 2022 para el olvido, la selección de mayores tendrá que definir este año ese proceso con el que debe trabajar de una forma profesional y continua, alejados del populismo del fútbol que promete mundiales, que nos permita aspirar en una primera etapa a competir para lograr una selección referente en el Caribe, cosa que hoy día estamos lejos de tener.

Patrocinadores Oficiales de la RevistaIMX