El dominicano de los Minnesota Timberwolves, Karl-Anthony Towns, participó en un podcast con el también jugador de la NBA, Paul George, y dio sus impresiones sobre la integración al equipo del centro francés, Rudy Gobert

Towns tocó varios tópicos en la conversación con George y uno de los puntos más importantes fue el importante movimiento que hicieron los Timberwolves para llevar al francés Gobert al conjunto en el verano pasado.

Towns dijo que el movimiento para llevar a Minnesota a Gobert lo tomó por sopresa y que no tenía idea de que el movimiento se estaba realizando, ya que él estaba de vacaciones.

“Fue algo para lo que no estaba listo, recuerdo que estaba en Londres y recibí la llamada”, comentó Towns. “No tenía ninguna idea de lo que estaba sucediendo, me enteré por las redes sociales como todo el mundo, eso fue algo extraño.”

Patrocinadores Oficiales de la RevistaIMX

Es difícil pensar, que un hombre tan importante para la franquicia de Minnesota, no tenga conocimiento de un movimiento de tanto significado para el futuro de la organización y de su propia carrera.

La llegada de Gobert a Minnesota, suponía el movimiento de Towns de centro a delantero de poder y eso debe ser motivo suficiente para que el tuviera idea de que iba a suceder con anticipación.

Towns asumió el cambio de posición como un reto y trató de asumirlo como lo había hecho en ocasiones anteriores con los propios Wolves en el inicio de su carrera y en la universidad.

“Fue un ajuste importante, me tuve que mover de posición, eso cambió la manera de enfrentar mi temporada muerta”, agregó.

El dominicano de 27 años de edad, confesó que ya había arrancado sus entrenamientos de temporada muerta con centro y que tuvo que tirar todo ese trabajo por la borda.

“Me estaba preparando como un cinco, viendo videos como un cinco, entonces a mitad de temporada muerta tuve que tirar todo ese trabajo por la ventana”, comentó.

En términos generales, Towns dijo que estaba jugando un baloncesto de mucho nivel, inclusive de los mejores de su carrera cuando sufrió la lesión de pantorrilla que lo mantuvo fuera de juego por 52 encuentros. Entre las cosas que había incorporado a su juego estuvo una mejor habilitación de sus compañeros, que lo llevó a promediar 5.4 asistencias en sus primeros 20 partidos de la temporada, antes de que llegara la lesión.

Towns consideró el 2023 para los Timberwolves como un fracaso, “no llenamos las expectativas que se tenían alrededor de nosotros como grupo”, expresó.

El propio Towns puso la vara alta para Minnesota, al expresar luego de la transacción de Gobert, que era estaban obligados a ganar el campeonato y que lo mínimo que se podía aceptar como grupo era llegar a la segunda ronda de los playoffs.

El conjunto de Minnesota fue parte del play in en la conferencia oeste y enfrentó a Denver Nuggets en la primera ronda de la postemporada, como el octavo clasificado en la conferencia.

“No logramos nuestras metas, obviamente esto duele y esto algo con lo que tendré que vivir”, concluyó.