Rumbo al proceso electoral 2024, las dirigencias de Acción Nacional (PAN) y de Movimiento Ciudadano (MC) han sostenido una relación bipolar, a veces con llamados a unir a la oposición, otras con la denuncia de “robo” o cooptación de dirigentes y figuras políticas. El origen ha sido la decisión de Movimiento Ciudadano de no sumarse en elecciones legislativas, ni para gobernadores ni para la presidencial de 2024, a la coalición opositora Va por México. Acción Nacional (PAN), el Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) ya pactaron para competir juntos.

Según los resultados de las elecciones federales más recientes, las de 2021, la votación válida emitida (ya sin votos nulos o de candidatos no registrados), el bloque de los tres partidos de Va Por México suma 40.63% de la votación de los electores. Pero el bloque de Morena y sus dos aliados suman 44.31% de los votos. En medio de los dos está Movimiento Ciudadano con 7.27% de los votos. A fines de este año iniciará el proceso electoral federal 2024, por lo que la relación ha transitado de la convocatoria al diálogo, a las advertencias y críticas. Este fin de semana se dio un nuevo episodio de este enfrentamiento, pues el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, acusó a MC de ser responsable de que las leyes secundarias –como el «Plan B» de reforma electoral– fueran aprobadas en la Cámara de Diputados. En Jalisco, donde gobierna Enrique Alfaro, de MC, el panista dio una conferencia de prensa este sábado 13 de mayo, en la que volvió a pedir al partido naranja definirse para ir juntos en 2024. “Va por México quiere construir el mayor frente posible rumbo al 2024, pero que no sean soberbios, que piensen en México antes de pensar en el interés de tener más votos como partido”, dijo. Además, lanzó una crítica a la supuesta ambigüedad naranja: “Aquí nos dicen que quieren ir con nosotros (contra Morena), pero allá no. Nosotros no aceptamos que el partido de MC tenga acuerdos en lo obscurito con Palacio Nacional y que acá se digan opositores y allá sean aliados, o se es oposición o no se es”. La respuesta de MC provino de Juan Zavala, secretario de Acuerdos de MC, quien deslindó a su partido de que la oposición no haya alcanzado mayoría simple para frenar las reformas impulsadas por el presidente López Obrador. “Hoy estuvo @MarkoCortes en Jalisco para criticar a @MovCiudadanoMX Lo que omite es que ellos avalaron la prisión sin juicio; tenían una alianza para debilitar el Tribunal y se alían con quienes avalan la militarización. Los culpables de sus resultados son ellos. Nadie más”, escribió en Twitter. El dirigente nacional emecista, Dante Delgado, no respondió al panismo esta vez. Pero desde 2022 ha descartado aliase con Va por México. En su estado natal Veracruz, Delgado advirtió que MC sigue firme en la decisión de ir solo en 2024 y ganar la presidencia. “¿Por qué quieren invitar a Movimiento Ciudadano a que se suba al Titanic? Quieren que estemos tocando violines antes de que se termine de hundir”, dijo en Puebla el 17 de octubre pasado, en conferencia de prensa, mientras que el pasado 20 de abril el partido insistió en Twitter: “La alianza PRI, PAN y PRD pasó de pedir el voto útil a convertirse en la oposición inútil, y en Movimiento Ciudadano no vamos a sumarnos a quienes representan el pasado”. El tema saltó en Jalisco este fin de semana, pues el 9 de mayo el exdirigente de la Confederación Patronal (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walter –quien empuja una alianza opositora y se presenta como aspirante a encabezarla– dijo en el Foro Plural Jalisco que MC debe sumarse. “Representa seis puntos y en una elección cerrada el 1% vale mucho y 6% vale todo. Es difícil hacer un pronóstico de qué va a ocurrir, lo que sí puedo decirles y tengo muchos amigos y nunca los oculto y les puedo decir con la mayor convicción que en todas partes de esos activos que tienen en MC hay la convicción de que tienen que llegar a la alianza».

Desencuentros Alianza PRImor

Aunque en términos generales en el Congreso de la Unión Va por México y Movimiento Ciudadano han unido sus votos en contra de reformas regresivas, el partido naranja ha sostenido también enfrentamientos, los más directos con el PRI. En el Senado de la República, MC sí integra un bloque de contención opositora para frenar iniciativas de Morena y también para recurrir ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en acciones de inconstitucionalidad en temas que consideran regresivos. Pero en la Cámara de Diputados hay confrontación abierta entre MC y el PRI. Esto se acentuó en septiembre pasado, cuando desde la presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) el entonces presidente de ese órgano y diputado priista Rubén Moreira, con apoyo de PAN y PRD, y el aval de la bancada mayoritaria de Morena, impulsó un acuerdo para cerrar espacios al emecismo. Todas las bancadas refrendaron el nivel de comisiones legislativas de legislaturas previas, menos MC, bancada a la que se marginó pese a ser la cuarta fuerza política en esa cámara. Ese “agandalle”, según MC, se repitió cuando desde la misma Jucopo Morena y «Va por México» lo dejaron fuera de la Comisión Permanente en tres periodos de recesos de periodos de sesiones ordinarias, en 2021 y 2022. La disputa y acusaciones del “Primor (PRI-Morena)” se recrudecieron cuando con el voto del PRI, tanto en diputados como en el Senado, Morena consiguió que se aprobara la reforma para extender el uso de las fuerzas armadas cinco años más, hasta 2028, pese a que el tricolor había garantizado que respetaría la “veda constitucional” para impedir reformas a la Carta Magna en materia de militarización. También MC denunció el intento del PRI de aprobar la reforma constitucional electoral, entre otros elementos, para acotar al Instituto Nacional Electoral (INE), debido –acusa– a la ambigüedad del discurso del partido tricolor, que durante meses se negó a rechazarla con claridad. La confrontación más reciente se dio por el apoyo que el coordinador de la bancada del PAN, Jorge Herrera –al igual que el PRI– dio a la iniciativa para recortar las atribuciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), lo que motivó incluso que en spots MC recriminara a Va por México su incongruencia. “El PRI y el PAN se la pasaron repitiendo que el único voto útil eran ellos, que iban a detener el régimen. Pactaron con Morena, atarle las manos al tribunal y que las cúpulas de sus partidos sean intocables. Movimiento Ciudadano no le va a dar la espalda a esas personas que salieron a las calles a defender nuestra democracia. El Tribunal Electoral no se toca”, advirtió el coordinador de MC en la Cámara de Diputados, Jorge Álvarez Máynez. Las dirigencias de PAN y PRI presentaron queja ante el Instituto Nacional Electoral (INE) para demandar el retiro del promocional y el blanquiazul tuvo que dar reversa a su respaldo a la reforma contra el TEPJF. La disputa también se ha dado a nivel local, en diversas entidades. La decisión de MC de no ir en alianza para pelear por gubernaturas fue cuestionada por ejemplo en 2022, año en eñ que se renovaron seis gubernatura. Según la explicación de MC, decidió no registrar abanderados en esos dos estados con elección el 4 de junio, pues hay “pacto PRImor” y ya se repartieron las gubernaturas, como pasó en 2022 –acusó– donde en Campeche, Hidalgo, Oaxaca, Sonora y Sinaloa, que eran gobernados por el PRI, ese partido no hizo campaña real y dejó ganar a Morena. Pero la decisión de no sumarse a la oposición fue cuestionada por el dirigente del PRI, Alejandro Moreno, quien el 6 de marzo criticó que MC fue “cobarde” por no coaligarse. “De nueva cuenta, @MovCiudadanoMX demuestra que NO está a la altura de las crisis que vive el país. Cobardemente dicen hacerse a un lado, pero lo que realmente hacen es repetir el discurso que le dictan desde Morena. Una vez más, MC no tuvo el valor de ser opositor”, escribió en Twitter. “El gran problema de la alianza eres tú. Por eso ni los candidatos de tu partido te quieren en sus campañas. Se han cansado de repetir que les quitamos votos. En realidad ha sido su fachada para intercambiar gubernaturas por embajadas”, reviró Alvarez Máynez.

Se acusan de cooptación

En otras entidades como en la ciudad de México o Puebla son las dirigencias locales las que también plantean una posible alianza opositora. Andrés Atayde, dirigente del PAN en la capital, aseguró el pasado 29 de noviembre: “En el Congreso de la Ciudad de México hay mucha sinergia con el coordinador de MC (Royfid Torres) y han sido pláticas y por supuesto que nos encantaría aglutinar a todas las voces de quienes no pensamos como los que gobiernan hoy”. En Puebla, en el contexto del rechazo al «Plan B» de reforma electoral, el empresario y excandidato de MC a diputado local Agustín de Teresa Castro afirmó el pasado 21 de febrero que no se cerró la posibilidad: “Nosotros tenemos un Consejo Nacional que estará en la mayor disposición de estudiar y analizar los proyectos, lo que se presente”. Entre marzo y mayo de hace un año se registró el éxodo de cinco diputados y 14 alcaldes de Nuevo León del PAN, PRI y otros partidos a Movimiento Ciudadano. Fue tal el movimiento del PAN hacia MC –al menos cinco alcaldes– que el dirigente panista Marko Cortés acusó en junio pasado al gobernador Samuel García de cooptar alcaldes y diputados vía intimidación y ejercicio autoritario. En ese contexto, el 16 de junio Cortés acusó a MC de perfilarse a ser “el judas de la oposición” con esas prácticas. “Mientras MC no nos demuestre lo contrario con hechos, poniendo por delante el bien superior de la nación, dejando de amedrentar, de perseguir a los opositores y sumándose a la coalición Va por México, que sí tuvo triunfos en las pasadas elecciones… si no lo demuestran con hechos, el partido MC va a pasar a la historia como el judas de la oposición, como el aliado de Morena para dividir a la oposición”, dijo en una conferencia de prensa en ese estado. “Queremos que se investigue porque cómo es que tantos alcaldes se sumaron de buenas a primeras. Todo es un chisme de que hay dinero de por medio, las únicas pruebas que tenemos son los propios audios y los alcaldes que se han sumado”, advirtió en junio pasado el líder de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados de Nuevo León, Carlos de la Fuente. Sin embargo, el líder panista en el estado, Hernán Salinas Wolberg, invitó el 21 de febrero de este año a MC a sumarse para contender en los comicios locales del 2024, donde se elegirá en Nuevo León a 42 diputados locales y 51 alcaldes. “Lo que hemos visto en los últimos meses es que Morena y MC son dos caras de la misma Morena. Por lo menos en la localidad estamos viendo al gobernador que se refugia en el presidente y en Morena, buscando respaldo y fortaleza (…) llegará el momento, en los próximos meses, donde MC tendrá que definirse a nivel nacional y en los estados, si es que quiere hacer el juego a Morena y ser un esquirol de ese partido, o si quiere que exista un cambio del rumbo”, añadió. El 27 de marzo de este año, MC fichó a otra figura más: el tres veces candidato a la alcaldía de Guadalupe por el PAN, Alfonso Robledo, quien se sumó a MC en rechazo a una alianza entre el PAN y el PRI en el plano estatal o municipal. MC ha perdido figuras que se han ido al PAN. El 27 de febrero Pedro Perales, regidor del Cabildo de Santa Catarina, municipio emblemático para Nuevo León, dejó MC para sumarse al PAN. La relación se ha tensado también porque el 25 de abril MC en el Congreso local anunció una denuncia contra la bancada de diputados del PAN por supuesto uso indebido de personal del Poder Legislativo en actividades partidistas, como el llamado «Jueves Ciudadano», dinámica con la que los legisladores se acercan a la ciudadanía, pero en el que se usarían recursos públicos. El salto al revés, de MC al PAN. fue en Guanajuato, donde el 24 de abril pasado cuatro emecistas, dos de ellos regidores de Salamanca, se afiliaron al PAN, con lo que el partido naranja se quedó sin representación en el cabildo. En Michoacán, MC reclutó al diputado local panista Óscar Escobar y lo nombró el pasado 4 de mayo coordinador de su bancada. Al PRD le “robó” a Carlos Herrera Tello y Víctor Manuel Manríquez, a este además lo nombró delegado nacional de MC en el estado. En la Cámara de Diputados MC también ha reclutado a exlegisladores del PAN, del PRD y del PVEM. Cortés Mendoza aseguró el 23 de enero que en la alianza “caben todas y todos»: «De manera permanente nos estaremos reuniendo con todas las diversas organizaciones de la sociedad civil en las 32 entidades federativas y que, además, buscaremos que el partido político MC, en 2024, sí anteponga el interés nacional sobre los intereses partidistas”. En Jalisco, el 12 de mayo atajó que si no hay alianza federal no habrá unión con MC en ninguna entidad. “Eso sí, si el partido de MC no quiere ir en una coalición en lo federal porque tiene un acuerdo en lo oscurito con López Obrador, nosotros no podemos ir en ningún estado con ese partido”. El 10 de mayo, en Acapulco, Guerrero, el senador Manuel Añorve, coordinador de los senadores del PRI, insistió en que junta toda la oposición está a cuatro puntos de Morena y aliados.

]]>