Al frente de los renacidos Los Angeles Lakers, LeBron James desafiará desde el martes a los Denver Nuggets del gigante Nikola Jokic y los Celtics de Jayson Tatum a los Heat de Jimmy Butler, en unas finales de conferencia de la NBA con mucha hambre de revancha.

Las cuatro franquicias, y sus respectivas estrellas, reeditarán las mismas finales de conferencia que se disputaron en 2020 en Orlando (Florida), cuando la NBA se enclaustró en el complejo deportivo de Disney World para resguardarse de la pandemia de covid.

Los Lakers, ganadores de aquel campeonato en las Finales ante los Heat, son ahora el invitado más inesperado a estas alturas.

El equipo californiano arrancó el curso con un vergonzoso balance de 2-10 y se coló por los pelos en el repechaje a playoffs, después de transformar su plantilla en febrero con la salida de Russell Westbrook y la llegada de valiosos secundarios como D’Angelo Russell, Jarred Vanderbilt o Rui Hachimura.

Patrocinadores Oficiales de la RevistaIMX

A lomos del inagotable LeBron James, que sigue imponiendo su ley a los 38 años, y de un Anthony Davis de nuevo en su mejor forma, los Lakers dieron cuenta de los Timberwolves en la repesca y restauraron su orgullo regresando a playoffs tras un año de ausencia.

En la primera ronda eliminaron de forma convincente a los Grizzlies, segundo sembrado de la Conferencia Oeste, y después dieron el gran golpe al despachar a los vigentes campeones, los Warriors de Stephen Curry.

«Mucho respeto» 

Coronado en febrero como máximo anotador histórico de la NBA, LeBron sigue ganando su carrera contra el tiempo y ahora se encuentra a solo cuatro victorias de jugar sus undécimas Finales.

Para ganarse el derecho a pelear por su quinto anillo, ‘King James’ tendrá que superar el mayor obstáculo hasta ahora, los Nuggets de Jokic, el primer sembrado de la conferencia.

El pívot serbio, ganador de dos premios MVP, dirige con maestría un conjunto que lleva años jugando de memoria y que apenas concedió oportunidades en las semifinales del Oeste a los Suns de Kevin Durant y Devin Booker.

El base Jamal Murray y el alero Michael Porter Jr. siguen siendo las otras figuras de una plantilla mucho más cuajada que la que perdió por un claro 4-1 ante Lakers en la ‘burbuja’ de Disney World.

El técnico angelino, el debutante Darvin Ham, deberá descifrar la fórmula para frenar a Jokic, un pívot con una inteligencia y habilidades únicas que fue capaz de promediar un monumental triple doble (34,5 puntos, 13,2 rebotes y 10,3 asistencias) en la serie ante los Suns.

«Sabemos de lo que disponen», advirtió LeBon James. «Llegamos a esta serie con mucho respeto hacia Denver, por lo que han conseguido y lo que pueden hacer contra nosotros».

Los Nuggets fueron muy superiores en la fase regular y tienen la ventaja de campo en la serie, pero los Lakers cuentan con la historia de su lado.

Denver, que nunca ha llegado a unas Finales de la NBA, sucumbió ante los californianos en tres de las cuatro veces que ha competido en las finales del Oeste (1985, 2009 y 2020).

Por Guillermo Barros