Michael J. Fox se convirtió en una gran estrella gracias a la serie Family Ties y a la saga cinematográfica Back to the Future, pero con tan solo 29 años le diagnosticaron parkinson. Todo eso lo cuenta en un documental que se estrena este viernes y que “es, sobre todo, divertido”, asegura el actor.

El diagnóstico le hizo entrar en una espiral de consumo de pastillas y alcohol, del que logró salir con el apoyo de su mujer, Tracy Pollan, que interpretaba a su novia en la serie y con la que este verano cumplirá 35 años de matrimonio.

Desde aquel 1991 en el que supo que tenía parkinson, el actor siguió trabajando memorable, es su personaje del abogado Louis Canning en The Good Fight y ha usado el humor para enfrentarse a todo porque considera queMás información — Michael J. Fox habla con humor de su enfermedad en un documental »