El embajador Esteban Moctezuma Barragán envió una carta al senador John Kennedy para exigirle que en lugar de utilizar su tiempo para ofender a México, se ponga a trabajar para resolver los problemas sociales que enfrentan estadounidenses. “Al escucharlo, mi reacción inicial fue responderle en un tono igual de bajo, desinformado y arrogante como el que usted empleó, pero siempre es mejor utilizar el cerebro en lugar de la entrañas, y recordé la vibrante relación que existe entre México y Estados Unidos, recordé a los 33 millones de turistas americanos que el año pasado visitaron México deseosos de conocer más sobre nuestra cultura, a la deliciosa comida que consumen la mayoría de los americanos en miles de restaurantes”, dijo Barragán en el documento.

“No creo que la gente de Luisiana se sienta representada en las palabras vulgares y racistas que usted empleó, usted está obligado a ofrecer una disculpa a sus propios ciudadanos, porque lo que afirmó no es digno de un estado como Luisiana, conocido por ser crisol de culturas”, agregó. “No esperamos reconsideración alguna de su parte, sin embargo, hablando de personas que sí viven en bajo una lona en traspatio, usted les debe una disculpa, pues viven así por problemas a los que un senador se debería estar dedicando”, señaló el funcionario mexicano. Barragán señaló que no es a través de ofensas que se puede lograr colaboración constructiva. El senador republicano aseguró de forma figurada que sin Estados Unidos, “México estaría comiendo comida de gato de una lata y viviendo en una tienda de acampar detrás de un patio”. Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el canciller Marcelo Ebrard se lanzaron contra el senador.

]]>