PHOENIX (AP) — Fue el momento decisivo del Clásico Mundial de Béisbol que recién terminó: el lanzador estrella de Japón, Shohei Ohtani vs. el toletero de Estados Unidos, Mike Trout. Novena entrada, dos outs. Partido de una carrera.

El lanzador de Estados Unidos Merrill Kelly comentó que la escena fue tan dramática para los jugadores en el dugout como para los fanáticos que lo miraban. Pero también admitió que hubo un pensamiento que retumbó en su cabeza.

“¿Cómo es posible que le vayamos a poner un cronómetro de lanzamiento a una situación como esta?”, dijo Kelly. Bueno, estamos a punto de descubrirlo.

El paquete de nuevas reglas en el béisbol de Grandes Ligas está listo para hacer su debut el jueves, cuando los 30 equipos disputen su primer partido. Para muchos fanáticos será la primera vez que vean la considerable lista de cambios en las reglas, incluido el cronómetro de lanzamiento, límites en los cambios en el cuadro y bases más grandes. Se probaron en los partidos de preparación de primavera, pero no en el Clásico Mundial.

Patrocinadores Oficiales de la RevistaIMX

“Este es el siguiente nivel: aplicar las reglas en juegos que importan”, dijo el tres veces All-Star, Evan Longoria. “Nadie está acumulando estadísticas en el reverso de una tarjeta de béisbol en partidos de primavera. Creo que será un gran ajuste”.

La buena noticia para el béisbol es que los cambios de reglas han sido elogiados durante los entrenamientos de primavera. Los juegos se mueven en un ritmo notablemente más acelerado. Grandes Ligas reporta que los partidos promediaron cerca de 2 horas, 35 minutos en las primeras tres semanas, 26 minutos más cortos que los del año pasado durante la primavera.

Las limitaciones en los cambios dentro del cuadro no han sido particularmente una gran preocupación. Las bases más grandes, que podrían ayudar a frenar las colisiones y las lesiones, apenas se han notado.

MLB ha mostrado apertura para escuchar retroalimentación de los jugadores. La semana pasada, la oficina del comisionado envió un memorándum tratando de aclarar algunas situaciones originadas en los entrenamientos de primavera. Pero todo mundo sabe que la prueba de fuego comienza el jueves.

“Creo que habrá mucho más juego durante la temporada regular”, dijo el lanzador de los Cachorros, Drew Smyly. Algo de ello se vio en los entrenamientos de primavera. El estelar de los Mets de Nueva York, Max Scherzer, y otros lanzadores, trataron de usar como herramienta el cronómetro de lanzamientos, apresurando a los bateadores o esperándolos dentro de los límites de los 15 segundos, 20 si hay alguien en base, para alterar su sincronización.

“Realmente, el poder que tiene ahora el lanzador, puedo dictar el ritmo completamente”, dijo el tres veces ganador del premio Cy Young.

El juego del gato y el ratón entre los lanzadores y los posibles ladrones de bases será particularmente intrigante durante las primeras semanas de la temporada. Los pitchers solo se pueden despegar de la goma dos veces en cada turno al bate, lo que significan limitadas posibilidades de sorprender al corredor. Si un lanzador se despega una tercera vez y no saca out, se marca balk y todos los corredores avanzan una base.

Robos de base e intentos de robo durante los partidos de entrenamiento han aumentado 50% sobre los números del año pasado en la primavera. Y podrían crecer más en la temporada regular.

“Para ser honesto, no quisimos mostrar nuestras cartas”, dijo el mánager de D-Backs, Torey Lovullo, sobre su estrategia para el corrido de bases. “Pero, confía en mí, estamos trabajando en cosas tras bambalinas”.