Jayson Tatum solo sumó 3 tantos en los tres primeros periodos pero resucitó con 16 puntos en un increíble cuarto final y salvó este jueves a Celtics de la eliminación al vencer por 86-95 a Sixers en Filadelfia.

Así las cosas, esta semifinal del Este se decidirá el domingo en un séptimo encuentro en Boston (3-3).

Tatum estaba a punto de firmar uno de los peores partidos de su vida (5 de 21 tiros al final) pero en el cuarto definitivo metió cuatro triples decisivos para un total de 19 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias.

La estrella de los Celtics firmó más puntos en ese cuarto (16) que unos Sixers (13 en total) que se derrumbaron en el desenlace.

Patrocinadores Oficiales de la RevistaIMX

Marcus Smart (22 tantos, 7 rebotes y 7 asistencias) y Jaylen Brown (17 puntos y 6 rebotes) sostuvieron a Boston durante la mala racha de Tatum, mientras que el dominicano Al Horford, que por momentos consiguió neutralizar a Joel Embiid, consiguió 2 puntos y 11 rebotes.

Por los Sixers, que desaprovecharon una ocasión de oro para llegar a su primera final de conferencia desde 2001, Embiid y Tyrese Maxey, quienes entre los dos dieron la vuelta al partido en varias ocasiones y esperanzas a su equipo, aportaron 26 puntos cada uno. El camerunés además sumó 10 rebotes.

James Harden agregó 13 puntos, 7 rebotes y 9 asistencias con un gris 4 de 16 en tiros.

Filadelfia no supo descifrar la defensa de Boston y se quedó en un pobre 36,1% en tiros de campo con un 23,5% (8 de 34) en triples.

CELTICS COMIENZAN FUERTE PESE A TATUM

Con Robert Williams como novedad de inicio en lugar de Derrick White, los Celtics comenzaron concentrados en cerrar la defensa y más acertados en el ataque que los Sixers, así que los visitantes cruzaron el ecuador del primer cuarto por delante (7-15).

Harden falló sus cuatro tiros en ese periodo y Tatum erró sus cinco intentos a canasta.

De este modo, Malcolm Brogdon, 3 de 3 en triples para 11 puntos, fue el único jugador que llegó a los dobles dígitos de anotación en el primer cuarto (22-29).

La defensa de los Celtics siguió a un gran nivel en el segundo periodo y, con Smart y Brown encestando lo que no aportaba Tatum, los visitantes llegaron a la mitad de ese periodo con un +16 (28-44).

No obstante, Embiid, con solo 12 puntos al descanso, y Maxey (15) unieron fuerzas para reducir a 7 la ventaja de Boston cuando la bocina anunció el intermedio (43-50).

Tatum vivió una pesadilla en la primera mitad, falló sus 10 tiros de campo y se fue al vestuario con un solo punto en su casillero.

Embiid y Maxey tomaron carrerilla en la reanudación pero fue Georges Niang, con un triple, el que redujo a solo 2 puntos la ventaja de los Celtics (60-62) con 5.30 por jugarse

Los de Boston parecían desmoronarse y dos tiros libres de Embiid unidos a otros dos de Harden pusieron a los locales por delante por primera vez en el partido.

El tercer cuarto lo controlaron los Sixers (30-21) y así llegaron al último periodo por delante (73-71)

Sin embargo, Tatum, con un deprimente 1 de 13 en tiros para solo 3 puntos en los tres primeros cuartos, resurgió con una enorme fuerza cuando su equipo más lo necesitaba.

Con los dos equipos alternándose en el marcador en un partido muy afilado, dos triples consecutivos de Tatum le dieron una ventaja de 4 puntos a los Celtics, la máxima en el parcial hasta el momento (83-87 a 3.35 del final).

Los locales entraron en un asombroso y brutal atasco, tanto que solo metieron 5 puntos en los últimos seis minutos de encuentro.

En cambio, Tatum brilló con otros dos triples en la recta final y envió la serie de vuelta a Boston para un séptimo y definitivo último partido. EFE