El exvelocista jamaicano Usain Bolt aseguró sentirse «triste y decepcionado» tras perder parte de su fortuna en un masivo fraude, que no le ha arruinado pero sí ha golpeado duramente sus finanzas. 

La cuenta del atleta en la firma de inversiones Stocks and Securities Limited (SSL), con sede en Jamaica, se redujo de 12,7 millones de dólares a 12.000 a principios de año, en un caso de fraude que afecta a decenas de clientes. 

«No estoy arruinado, pero (las pérdidas) definitivamente me han golpeado», dijo el ocho veces campeón olímpico, según las declaraciones publicadas este sábado por el diario Jamaica Observer. 

«No estoy arruinado, pero (las pérdidas) definitivamente me han golpeado», dijo el ocho veces campeón olímpico, según las declaraciones publicadas este sábado por el diario Jamaica Observer.

Bolt explicó que esos fondos eran para su futuro y el de su familia, recordando que tiene tres hijos y que cuida de sus progenitores. 

Patrocinadores Oficiales de la RevistaIMX

«Siempre va a ser una situación triste para cualquiera perder aquello por lo que ha trabajado duro. Esa es una situación triste y definitivamente estoy decepcionado», agregó. 

Ante esta situación, Bolt informó que ha destituido a su administrador financiero.  

Sus declaraciones coincidieron con el vencimiento de un ultimátum de 10 días que sus abogados dieron a la gerencia de SSL para que devolviera el dinero del atleta. 

Te puede interesar

Usain Bolt perdió millones en un fraude a gran escala

Jamaica investiga a empresa inversionista por posible fraude a Usain Bolt

Los letrados advirtieron que la firma se enfrenta a «una gran demanda» y, uno de ellos, Linton P. Gordon, dijo ayer que puede darse «lo esperado y lo inesperado» en el caso. 

Al respecto, Bolt señaló que ha dejado el asunto «en manos» de sus abogados porque para él esta situación es «difícil». «Solo estoy tratando de concentrarme en mi familia y tratar de no pensar demasiado en eso porque es una situación estresante», añadió. 

Hace tres días, la Comisión de Servicios Financieros de Jamaica (FSC, en inglés) obtuvo una orden judicial que impide a los directores de SSL liquidar la firma de inversiones. 

La empresa se ha visto envuelta en un fraude que, hasta la fecha, ha alcanzado los 3.000 millones de dólares, lo que ha llevado al Gobierno de Jamaica a solicitar asistencia internacional para recuperar cualquier activo o producto.