Después de dos años de ingresos afectados por la pandemia, el negocio del béisbol se recuperó más rápido que una pelota del Monstruo Verde en Fenway Park.

Antes de cualquier gasto, Major League Baseball obtuvo ingresos de entre US$10,800 y US$10,900 millones, un nuevo récord que ha sido confirmado por la liga, reporta la revista Forbes. El aumento supera el récord anterior establecido en 2019 de US$10,700 millones.

La cifra de ingresos brutos fue proporcionada por fuentes de la MLB que hablaron bajo condición de anonimato con Forbes.

La capacidad de la liga para aumentar los ingresos dos años después del comienzo de la pandemia se debe en parte a que los derechos televisivos nacionales finalizaron en 2021, lo que abrió la puerta a las renovaciones.

Patrocinadores Oficiales de la RevistaIMX

La temporada 2022 vio el primer año de renovaciones nacionales con FOX, TBS y ESPN. En total, los tres representan US$1,760  millones anuales, un aumento de casi US$250 MM por temporada con respecto a los acuerdos anteriores.

Si bien los ingresos de ESPN cayeron US$150 millones anuales con el nuevo acuerdo, la liga pudo cerrar la brecha a través de nuevos pactos. Además de los derechos de medios nacionales para TV, MLB firmó acuerdos con Apple y NBC para transmisión que ascienden a US$115 MM anuales.

Otras fuentes

Si bien los derechos de TV continúan siendo el sector más grande para los ingresos de la MLB, los acuerdos de patrocinio desempeñaron un papel fundamental en la salud financiera de la liga en 2022. 

Según un informe de IEG, la liga tuvo ingresos brutos de patrocinio de US$1,190  millones en 2022, un aumento del 5,6% con respecto a 2021 cuando la liga comenzó a jugar la temporada con estadios con capacidad limitada debido a los efectos del COVID-19. Los sectores comerciales más grandes que se asociaron con la liga incluyeron cerveza, seguros, tecnología, automotriz, telecomunicaciones, indumentaria, apuestas/lotería/juegos, bebidas no alcohólicas, hipotecas y corretaje, y vinos y licores.

La asistencia

El aumento de los ingresos brutos se produce en un momento en que la asistencia a los partidos sigue disminuyendo. Si bien la asistencia creció un 42,3 % en comparación con 2021, cuando la mayoría de los estadios tenían una capacidad de no más del 20  al comienzo de la temporada, en 2022 disminuyó casi un 6 % en comparación con 2019. Desde el último aumento (+1,97 % de 2011 a 2012), la asistencia a la liga ha caído un -14 %.